VIVIR A FONDO | CICLO B – XXII DOMINGO DE TIEMPO ORDINARIO

16 agost 2021

Jn 6, 60-69

En aquel tiempo, muchos de los discípulos de Jesús dijeron: «Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?». Sabiendo Jesús que sus discípulos lo criticaban, les dijo: «¿Esto os escandaliza?, ¿y si vierais al Hijo del hombre subir adonde estaba antes? El Espíritu es quien da vida; la carne no sirve para nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y, con todo, hay algunos de entre vosotros que no creen». Pues Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo iba a entregar. Y dijo: «Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí si el Padre no se lo concede». Desde entonces, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce: «¿También vosotros queréis marcharos?». Simón Pedro le contestó: «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios».

“Este modo de hablar es duro”, decían los primeros apóstoles. Y decimos nosotros. Seguir a Jesús no es fácil, el camino está lleno de rosas con espinas. El seguimiento de Jesús implica opción constante por el reino y optar es renunciar. Renunciar a bienes inmediatos, renunciar al camino fácil.

Seguir a alguien como Jesús implica sentir que una y otra vez nos faltan fuerzas y fallamos. Porque el modelo a seguir es muy superior a nosotros. Y esto nos hace vacilar cuando nos olvidamos de lo esencial: el seguimiento de Jesús, la opción por el reino no es mérito nuestro. Es un don: “nadie puede venir a mí si el Padre no se lo concede”. Y como don y gracia lo hemos de aceptar. Y esto es un acto de fe, un irremediable acto de fe porque “Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna”.

“Porque hallarme a mí es hallar la vida y ganarse la buena voluntad del Señor”

(Pr 8,35).

“VÍVELA”

Lletra i música: Pablo Alborán

https://www.youtube.com/watch?v=Ltcisx2nx58

Dicen que la vida se decide

en un tablero de ajedrez,

que los sueños son engaños

que al final desaparecen.

Dicen tantas cosas que podrían no decirlas y callarse de una vez.

Dicen que se ama de una forma

y que no hay forma de cambiar,

que el amor es sólo un juego

y una estúpida ilusión.

Y el estúpido resulta ser aquel

que no ama a nadie de corazón.

Así que intenta caminar,

dibuja libremente el camino

(caminaré, caminaré).

Perdimos tiempo en rebuscar

pedazos de un pasado marchito

(te seguiré, te seguiré).

Vive sin barreras, así que déjate de historias

y ven, acércate,

que te cuente lo que vamos a hacer.

saca de tu pecho el rencor

y mira bien hacia dónde se dirigen tus pies.

Enséñame tus alas y grita que la vida es bonita

aunque esté del revés.

Vívela, vívela, vívela, vívela. (x2)

Dicen que la suerte es caprichosa

y nos dispone el porvenir

y que venga como venga

la tenemos que asumir.

Dicen que tenemos un reloj

que determina lo que nos va a ocurrir.

Dicen que el destino manda siempre

por encima del querer,

y yo te digo que el querer acaba siendo poder.

El poder cambiarlo todo

está en las manos del que quiera hacerlo bien.

Así que intenta caminar,

dibuja libremente el camino

(caminaré, caminaré).

Perdimos tiempo en rebuscar

pedazos de un pasado marchito

(te seguiré, te seguiré).

Vive sin barreras, así que déjate de historias

y ven, acércate,

que te cuente lo que vamos a hacer.

Saca de tu pecho el rencor

y mira bien hacia dónde se dirigen tus pies.

Enséñame tus alas y grita que la vida es bonita

aunque esté del revés.

Vívela, vívela, vívela,vívela. (x2)