Santiago Sarriegui Unanue, salesiano sacerdote (1928-2020)

8 agost 2020

El fallecimiento del querido hermano salesiano sacerdote don Santiago Sarriegui Unanue, a las 10:45 del sábado 8 de agosto de 2020. Tenía 92 años de edad y había cumplido los 65 de sacerdote y, casi, los 74 de salesiano.

El funeral será celebrado el domingo, 9 de agosto, a las 17:30, en la parroquia-santuario de San Juan Bosco de El Campello (Alicante).

Santi nació en Azcoitia (Guipúzcoa), el 22 de enero de 1928. Hizo el aspirantado en Huesca y en El Campello (1940-44) y el noviciado en Sant Vicenç del Horts, donde profesó el 16 de agosto de 1945. Estudió la filosofía en Gerona (1945-47) y realizó el tirocinio en Mataró (1947-51). Los estudios de teología los cursó en Martí-Codolar (1951-55) y fue ordenado sacerdote en el Templo del Tibidabo el día 26 de junio de 1955 por Mons. Marías Solà.

Desde la ordenación, su labor pastoral se desarrolló en Ciudadela (1955-56), Badalona (1956-57), Alcoy-San Vicente Ferrer (1957-62), Alcoy-Juan XXIII (1981-82 y 1990-92), Ibi (1962-63), Argentina-Misiones (del 1 de octubre de 1963 al 29 de marzo de 1981), Valencia-San Juan Bosco (1982-90), y Zaragoza (1992-2017). En diciembre de 2017, muy delicado de salud, fue enviado a El Campello, donde ha permanecido hasta su fallecimiento.

Santi ha sido un salesiano ejemplar, fiel entusiasta de Don Bosco, emprendedor, disponible, amable, trabajador…, que ha sabido dar, a lo largo de su vida, lo mejor de sí mismo.

Que el Señor Resucitado acoja a nuestro hermano Santiago Sarriegui entre todos aquellos que han entregado su vida a la misión salesiana; que María Auxiliadora, a la que tanto amó, lo reciba con el cariño de Buena Madre del cielo, y que nuestro Padre San Juan Bosco lo tenga amorosamente junto a él.

Que descanse en paz.

També et pot interessar …

La tragedia de Beirut y la inmediata respuesta salesiana

La tragedia de Beirut y la inmediata respuesta salesiana

En un vídeo grabado delante del puerto devastado, el salesiano sirio Simón Zakerián, delegado de Pastoral de la inspectoría de Oriente Medio, describe la situación de enorme dolor que consterna a toda la población, pero también el deseo de recuperarse y de reconstrucción que nace en primer lugar entre los jóvenes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies